domingo, 3 de julio de 2011

L'atelier de dessin de la Boutique de Jeanne Antide.

Cartel para anunciar el taller.

Durante el pasado mes de mayo se realizó en un centro de acogida de personas sin techo, la Boutique de Jeanne Antide, un taller de dibujo y cómic para los usuarios y usuarias de dicho centro.  Éste se encuentra en Besançon, Francia, y se dedica a acoger a todas esas personas "sin abrigo" y/o con pocos recursos económicos que necesiten sus prestaciones.

El taller se llevó a cabo por mi persona y por Pili (una educadora social). Se realizó un cartel para comunicar las sesiones, que eran un total de cinco (una cada semana en un total de un mes). En la primera sesión vino poca gente, pero a medida que pasaba el mes cada vez éramos más los participantes hasta el punto de no encontrar sitio en la mesa. Tuvo buena acogida.
Los objetivos del taller eran tratar ciertos temas que creemos importantes debido las características del grupo a través del medio artístico. Entre ellos, algunos de los más importantes: la autoestima, la capacidad creativa y la reflexión.

Cada sesión se componía de una introducción a la actividad (de manera verbal y acompañada con dibujos), el desarrollo de ésta (dibujar, pintar... dónde Pili y yo también lo hacíamos, éramos unos miembros más), una reflexión (en la que cada uno expresaba verbalmente lo que estaba haciendo) y finalmente ordenar todo el material empleado, en un total de dos horas. Aunque realmente, el espacio de reflexión se acabó mezclando un poco entre el proceso de trabajo, ya que la mesa donde trabajábamos era redonda y daba lugar a que a menudo se intercambiaran diálogos entorno a los dibujos, lo cuál consideramos muy positivo.

Como evaluación podemos decir que el taller cumplió su objetivo de llegar a motivar a los y las usuarias a participar aunque, cabe decir también, que el programa inicial del que se partió se tuvo que modificar notablemente para llegar a adaptarse al grupo y, por lo tanto, o no se ideó del todo bien o tendríamos que haberlo impuesto más.

Después de realizar el taller, me surgieron una serie de preguntas a nivel personal sobre cómo debe ser el rol de los profesionales en éste tipo de intervenciones (si realmente es tan importante salvar según qué tipo de distancias, y si el hecho de tenerlas no suele crear una jerarquía) y si realmente hay un grupo al que atender o más bien son personas a las que nos empeñamos en clasificar en grupos.

Para finalizar el taller, montamos una exposición en la misma Boutique con tal de dar visibilidad a todo el trabajo realizado. Lo preparamos todo entre diferentes usuarios y usuarias y, a nivel personal, estuve muy contenta de ver como todo el trabajo del taller tomó forma. A continuación podéis ver las imágenes.


Cartel para anunciar la exposición. Figuran unos cuantos participantes del taller.








No hay comentarios:

Publicar un comentario